miércoles, 30 de abril de 2014

Mamá Egoísta ¿?

Desde que tengo memoria ha habido una cosa constante en mi vida: ver a mis padres correr. Como es de esperarse, yo también corro, desde que tengo 15 años he corrido por periodos, unos meses si otros no... Actualmente estoy en un periodo en el que si Dios me permite, este periodo terminará hasta que muera. Llevo ya año y medio corriendo con constancia.

En este tiempo he sido cuestionada por otras madres: "cómo es que me da tiempo de correr", "si no me siento mal porque ese tiempo en el que entreno se lo pudiera dedicar a mi hija, casa o esposo", digamos que es mi interpretación, pero estas preguntas vienen en un tono juicioso, y al final de cuentas: proyectivo. Mi interpretación de la interpretación es que existe la creencia de que las madres tenemos que ser una figura sacrificada, en donde todo y todos son primero antes de nosotros mismas, de lo contrario, seríamos egoístas, por lo tanto malas madres, malas esposas, malas mujeres.

Mi visión es diferente. Yo creo firmemente, que antes de mamá y esposa, soy persona, y que si me dedico un tiempo en el cual favorezco mi salud física, mental y emocional, los beneficios no sólo los recibo yo si no todos los que me rodean. Nunca me he arrepentido de correr, siempre me siento mejor después de hacerlo, me ayuda a enfrentarme con mayor fortaleza a situaciones difíciles en mi vida, desde un berrinche de Luciana hasta otro tipo de problemas en la vida. Al final de cuentas, como madres nos vemos sometidas a estrés y es mejor darle salida por distintas vías antes de que salga en forma de grito, nalgada o cualquier manifestación de la pérdida de autocontrol.

Una semana antes de la carrera


Es cierto. Dedico a entrenar un promedio de 2 horas al día alrededor de 4-5 veces por semana. Confieso que muchas veces decido correr en lugar de lavar trastes, decido correr y le pido de favor a Adán mi esposo que arrulle a Luciana, decido correr en lugar de ordenar la casa, decido levantarme más temprano que mi familia y salir a correr en un domingo en lugar de levantarme más temprano a preparar el desayuno para cuando ellos despierten. Nada de vida o muerte, obvio.


Este fin de semana corrí mi segundo medio maratón (13.1 millas ¡yeii!), sin el apoyo de Adán y de Luciana, simplemente no podría hacerlo. 
Para entrenar, Adán apoyando en actividades de la casa cuando ya hace demasiado. Luciana sin interrumpirme mientras corro en casa, en la banda. Ambos acompañándome y compartiendo la emoción de cada competencia. 


Cruzando la frontera TJ-SD


En esta carrera disfruté mucho a mi familia, Luciana estaba muy emocionada por mí, colocamos "el evento" en su calendario y contaba los días como si fuera una fiesta para ella. Hicimos todo un viaje, pues la carrera estaba lejos de la frontera, por lo que desde un día antes nos fuimos a San Diego a reunirnos con una amiga que también correría, ella nos recibió en su casa en donde hicimos "pijama party" una noche antes de la carrera, previamente la cena, conocida como "carga de carbohidratos".





Carbo-Loading
Der a Izq: Monica, (también corrió), su hijo Chase,  nuestros amigos Marcos y Claudia, tuvimos la suerte de encontrarlos en el estacionamiento y cenamos todos juntos.


Disculpen, esperaré una oferta para pagar por las pics 
El día de la carrera, Adán nos llevó a la línea de salida; en el recorrido solo vi una vez a Adán y Luciana, echando porras, en la milla 11, justo donde ya necesitaba un empujón para terminar, los saludé sin parar y vi la cara de emoción de Luciana, reconociéndome entre miles de corredores, “¡te amooo!”, le dije, sentí ganas de llorar de emoción, pero rápido se convirtió en una sonrisa y fuerza para seguir. La Jolla Half Marathon es una ruta famosa por sus hermosas vistas al Océano Pacífico, pero además, famosa por su nivel de exigencia, a partir de la milla 5.5 aprox, son dos millas de subida, posterior a esas dos millas de terror que se goza, el terreno es ondulado, onduladísimo, y para cerrar con broche de oro, de la milla 12 a la 13 más subida, por si te quedaba alguna duda, esa para mí fue la más pesada, no me preparé mentalmente para ella, pese a que mi papá me lo había advertido. El hace años corrió esta carrera, en el recorrido, no paraba de pensar que estaba pisando el mismo camino que el pisó, en un tiempo paralelo, los dos estaríamos corriendo. Claro, el con su mega RP (record personal) de 1:28.
 
How are things on the West Coast?
Foto tomada del Fb de La Jolla Half Marathon
lovin' every minute, lovin' every mile!
Al llegar a la meta y reunirme con mi porra oficial, Luciana estaba emocionada, felicitándome, impresionada por mi medalla y pidiéndome correr. Regresamos a casa y Adán y Luciana no hacían otra cosa más que consentirme; Luciana se portó súper, me pedía algo y decía "aah no perdona mamá, tú debes descansar, le pediré el favor al papá"... Lo hacía verdaderamente con amor, consideración y a la vez admiración. Por su parte Adán quería hacer todo por mí, me rogó incluso para que tomara una siesta, lo sentí como mi más grande fan.
 
El team
En verdad, correr, dedicarme ese tiempo a mí misma, solo ha traído inmensos beneficios para mí y mi familia, en muchos niveles: físico, mental, emocional, incluso social... ¡he conocido a personas increíbles!

Siento que correr es una de las muchas maneras de predicar con el ejemplo y mostrarle a mi hija y esposo que las excusas son sólo auto-engaños mentales, es una oportunidad de demostrarles lo que es la pasión, entrega, determinación, constancia, disciplina, respeto y cuidado de la salud, (odio recordarles, pero los niveles de obesidad en México están por los cielos). Al fin de cuentas, aquí estoy yo (y mis hermanas) corriendo, justo como por años hemos visto a nuestros padres, y no tengo más que agradecerles y admirarles.

Mamás, procuren su bienestar, si ustedes están bien, sus hijos y su familia estarán bien por añadidura, y es por ello que les comparto esta nuestra historia.  (¡¡y porque me emociona demasiado haber corrido mi segundo Half!!)

Estoy a sus órdenes en lo que pueda ayudar si se quieren iniciar a correr, somos muchas mamás runners ahí afuera, ¡únete!

¡Gracias por leerme como siempre!

Recuerden suscribirse al blog para seguir en contacto, y seguirnos en redes sociales :) Links abajo

Mi Twitter @adrianabh
y mi instagram @adrianabris
En vine soy nueva, pero ahí me encuentran: Adriana Briseño 

Pronto el canal de Youtube :D



2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo. Las mamás somos personas y tenemos que dedicarnos también nuestros tiempo igual que los papás... e incluso los hijos. No podemos agobiarlos siempre con mamá y papá a su lado. Ello también quieren tranquilidad para sus cosas.

    Me encanta la sonrisa de orgullo de Luciana por su madre. Así también le enseñas a conseguir sus metas mediante el esfuerzo. Me alegro de que te mimaran tanto. Eres una gran mamá, esposa y mujer!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias hermosa por leerme y por tus palabras!! Que bien que coincidamos en puntos de vista :)

      Eliminar